Mujeres lideran encuestas en Soacha

Por: Vicky Devila

En Soacha, uno de los municipios más importantes de Cundinamarca, se está presentando un fenómeno electoral que tiene sorprendidos a expertos políticos de la nación.

En las listas de los partidos políticos para conformar el Concejo municipal, predominan las mujeres como mayores integrantes. ¿Ser´´a que ha llegado la hora de tener un Concejo en su mayoría integrado por mujeres?

Dicen los expertos políticos que sí, que éste es un momento propicio en la política para que las mujeres demuestren sus capacidades de liderazgo y de realizar un efectivo control político.

Un estudio que adelanta la UNAMC indica que el concepto que tenían los políticos tradicionalesde incluir las mujeres en las listas, sólo por cumplr la cuota femenina está mandado a recoger.

Hoy el escenario político cuenta con mujeres protagonistas de los procesos electorales, que le han apostado por demostrar sus capacidades de lucha, de trabajo y de verraquera, que quieren demostrar que no sólo son buenas amas de casa, esposas o madres, sino excelentes actorasen el ejercicio del control político, gestoras de proyectos sociales y promotoras de políticas públicas en beneficio de sus comunidades.

Una mujer que sobresale en este importante grupo de candidatas es YENNY ESPERANZA MESA MONGUÍ, una mujer suachuna, digno ejemplo de las enseñanzas de las matronas del municipio, de entrega, constancia, trabajo duro, responsabilidad, compromiso y transparencia.

Hecha a pulso, educadacon esfuerzo y muchos sacrificios, que hoy también representa un importante gremio que se apropia del municipio, la propiedad horizontal.

Administradora de propiedad horizontal, titulada en el SENA, conocedora de las necesidades que rodean este tipo de propiedad y construcción.

El haber crecido en el municipio le ha permitido conocer de primera mano las problemática que inundan su pueblo natal, por lo cual se ha propuesto llegar a la corporación para gestar una revolución en la forma de hacer política y del actuar de los concejales en pro de sus comunidades.

Vale la pena apoyar a las mujeres en esta apuesta renovadora.