La Familia Panadero Rodríguez: una vida dedicada al arte musical

Con el sentimiento intacto, pese al silencio de meses debido a la pandemia del Covid-19, continuamos empeñados en poner el nombre Soacha en alto, haciendo periodismo del bueno, sin alardes, sano, destacando a esos seres que desde distintas esferas también dan lo mejor de sí, desde sus oficios o profesiones.

Esta vez el turno en la página cultural, es para cumplir la palabra empeñada, la cual aunque nos tocó postergar una y otra vez, hoy podemos ofrecer este sencillo homenaje a una familia que desde hace más de 40 años cuando llegaron a Soacha, viene deleitando musicalmente, no solamente a los habitantes de la Ciudad del dios varón, sino a públicos de Colombia y otros países; aunque no de manera grupal, sino más bien individual.

El conocimiento de esta familia se produjo por el haber escuchado cantar y tocar la guitarra a Don Marco Tulio, Padre de Marilyn, Nohemy Johana y Ferney, quien a sus 34 años se pensionó de la Policía Nacional y se dedicó a la música, ya no de una banda marcial, como la que formó al interior de esa institución castrense.

Precisamente Don Marco es conocido en la ciudad como el Policía y musicalmente se hace llamar El émulo de Cuco Sánchez, pues este último es  uno de sus más admirados artistas.

Cuenta que cuando se pensionó, se trasladó definitivamente a esta ciudad, al barrio La Unión; lo hizo recibiendo una casalote que un cuñado le entregó para que se la pagara como pudiera, allí monto una tienda, que si bien hoy no se puede determinar si es la más antigua, lo cierto es que como tienda de barrio llega ser la más completa debido al surtido y a su extenso horario de servicios, de todas cuantas existen en el municipio.

Allí críamos a la sombra de la tiendita a nuestros tres hijos, las dos niñas y el varon, quienes me heredaron en cierta forma la vena artística, hoy día me superan, cosa que me llena de orgullo.

Desde que llegó siempre se junto con los grupos de músicos que existían en el municipio, teniendo entre sus amigos más cercano a Efraín y Luis Castiblanco, padre y tío respectivamente de Raúl Castiblanco Cubides, escritor y poeta.

Cuando José Ernesto Martínez Tarquino, a la postre Alcalde municipal,  era gerente de la  Empresa de Licores de Cundinamarca, donó un gran número de instrumentos, nació la Banda  Municipal de Soacha. Los músicos padres de los niños sabían que el Director de la Banda Municipal de Chocontá, tenía un hijo también Maestro fueron a buscarlo para que formara a sus hijos, poniéndose de acuerdo para de su propio pecunio  para pagarle, pues no existía apoyo oficial. Su descendencia fue una de las que más tuvo integrantes en la naciente banda dirigida por el Maestro Escobedo, quien estuvo enfrente de ella hasta hace un año aproximadamente.

Entre ellos están Nohemí Johana, quien una vez culminó su paso por la Banda Municipal, ingresó a la Orquesta Guayaba en la cual cuando preguntaba por alguna vocalista, casi siempre escuchaba: se fue para Europa. Entonces acuño una frase que dice: Si ella pudo, yo también puedo. Eran los años en los cuales debido a sus atributos físicos incursionó en el mundo del modelaje y con el propósito de lograr alcanzar sus sueños, un día cualquiera le dijo a Doña Gladys, su señora madre, me voy, para entonces ya tenía sus documentos y aunque carecía de la valiosa herramienta que es el manejo del inglés, no desmayó en su empeño, y pese a lo duro que es el no contar con un idioma extra en el territorio europeo, se propuso aprenderlo con el fin de conquistar el mundo Árabe, el cual conoció en su totalidad, hoy es Licenciada en Idiomas.

Marilyn, maestra de música y excelente voz al igual que su hermana ha hecho un recorrido también muy valioso en el terreno artístico; no obstante, habiendo tenido la fortuna de conocer sus dotes pedagógicas cuando le presenté a una joven promesa del canto para que le diera su iniciación, le pude Valorar en su justa dimensión al escucharla describir lo que para ella significa el saber y el compartir el saber. Esto me dijo: El saber es riqueza, todo lo que sea de conocimiento es riqueza, no somos sólo seres de carne, tenemos que tener conocimiento, tenemos alma, espíritu, tenemos que nutrir todo. Ha sido mucho el recorrido realizado, innumerables las personas a quienes hemos deleitado con nuestro don, si siento que he sabido compartir.

En la conversación más reciente en la cual justamente me acompañó Raúl Castiblanco, le consultamos a Nohemy Johana su opinión sobre cultura y esto nos dijo: Sí no hay cultura somos solamente un grupo de seres vivos, como plantas; si noy cultura no hay relaciones entre las personas entre las sociedades, no hay descubrimiento, no hay creatividad, no hay otras formas de salir adelante. Así todo el mundo fuera universitario en cualquier lugar del mundo, si no hay cultura, si no hay creación, si no hay compartir, si no hay humildad, entonces no existimos como sociedad.

Le invitamos a conocer el audio Completo en  www.informativopresencia.com , en nuestra sección On Line.

Por Ángel David Esguerra Tache

1 thought on “La Familia Panadero Rodríguez: una vida dedicada al arte musical

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *