Hechos que vulneran el buen nombre de Soacha

La campaña de desprestigio desde diversos frentes, pero especialmente a través de los grandes medios de comunicación, los cuales parecieran funcionar bien cuando se aprovechan del pastel denominado Plan de Medios, y como mercenarios cuando no les llega una buena tajada, una vez más se hizo notable durante la última semana. Analizamos, sopesamos y respondemos lo que se dice sobre nuestra ciudad.

1 – RCN se pregunta: ¿Se está configurando el más grande trasteo de votos en Soacha?

Y desde acá le contrapreguntamos, ¿No será acaso que con este nuevo señalamiento estigmatizante, pretenden desconocer que a Soacha le caben muchos más electores, si se tiene en cuenta que el censo elaborado por la actual administración municipal a finales de 2018, daba cuenta que la población de la ciudad estaba sobre el millón doscientas mil personas? Desde todo punto de vista se viene solicitando que los nuevos habitantes que llegaron con las nuevas urbanizaciones inscriban su cédula en donde ahora residen, que se comprometan con la ciudad y que participen activamente en el proceso electoral que se avecina. Entonces, si comunidades como Ciudad Verde, Hogares Soacha, Parque Campestre y Maiporé hoy tienen esa actitud y se inscribieron un buen número de candidatos y candidatas, por qué se les quiere quitar la posibilidad que elijan y sean elegidos? ¿No será porque ese argumento les sirve a los intereses de un gobierno inecuánime que primero aglutinó de manera no planificada a una población y ahora no los quiere reconocer para no aumentar las transferencias? ¡Soacha, despierta de una vez por todas! Las 40.700 nuevas personas que se inscribieron para votar, son proporcionales a la verdadera población que hoy habita en esta ciudad.  El nuevo censo electoral con estas nuevas inscripciones estaría en 273.000 aproximadamente, ¿no es acaso lógico, que sea la cuarta parte de la población?

2– El Defensor del Pueblo afirmó que grupos al margen de la ley estarían tratando de afectar el proceso electoral en el municipio. Esta declaración no sólo asombró al Secretario de Gobierno municipal, sino a la gran mayoría de ciudadanos de bien que creemos que aun cuando existe una situación caótica en muchos aspectos de la ciudad, el tema en mención pareciera tener otro transfondo. Máxime cuando al calor de tales declaraciones se presentan disturbios en la UDEC, se quema un vehículo de servicio público en extrañas circunstancias y se publican cosas como esta que dice el diario El Tiempo con información de City TV:

 Según el nivel de calificación, Soacha aparece como un municipio de riesgo extremo. «Se tienen indicios de una muy alta probabilidad o de la inminencia de ocurrencia de hechos de violencia con afectaciones graves a la vida, integridad y libertad personal de aspirantes, candidatos, partidos políticos, autoridades civiles, dirigentes políticos, jurados de votación y comunidades, en el marco del proceso electoral, y en donde, además, se han registrado acciones de violencia por parte de grupos armados al margen de la ley.» 

¿No se trata esto de nuevos falsos positivos?