Labor de taracea o la transtextualidad hecha novela

Con la puesta en marcha del proyecto de la novela Labor de taracea, Leo Castillo no sólo trata de  preservar un arte en peligro de extinción, y por consiguiente la palabra que la evoca, sino evitar que se pierdan en los tremedales del olvido unos hechos que resquebrajaron la confianza en la medicina, esa profesión que alude al juramento de proteger la vida, cuyo valor quedó en entredicho por 10 asesinatos de indigentes que se cometieron en la Universidad Libre de Barranquilla y que se descubrieron el sábado de carnaval del año 1992.

Leonidas Castillo Parra, es un escritor que antes de darse a conocer como novelista había venido dando pasos sólidos con nueve libros de poesía, publicando traducciones de poetas franceses, siendo publicados sus ensayos en medios internacionales y dictando conferencias sobre grandes autores, entre ellos los llamados “poetas malditos”.

El nombre que alude a la forma escritural de esta obra de 285 paginas, se refiere a un oficio de artesanía maravilloso, minucioso, denominado, el arte de la incrustación. La taracea era utilizada en el revestimiento de pavimentos, paredes, muebles, esculturas y otros objetos artísticos. En la labor se utilizan piezas cortadas de distintos materiales, que se van encajando en un soporte; se considera como parte de la herencia que dejó el imperio árabe en España, especialmente en Granada y en el palacio de La Alhambra. En ese mobiliario quedaron los vestigios que dejaron los moros, aunque a decir verdad, lo que sobrevivió a la quema que hiciera Napoleón Bonaparte, de todo lo que no pudo llevarse.

Ángel Esguerra, Alberto Salcedo Ramos, Rainiero Patiño, Ashanti Dinah Orozco Herrera, Leo Castillo y Alpha Orozco Herrera.

Con esa misma minuciosidad Leo Castillo construye o reconstruye un espacio en el que lo real es matizado con con una ficción en la que dos voces con cuerpo de heterónimos se disputan o buscan evadir responsabilidades en la trama.

La transtextualidad en sus diferentes formas es otro elemento que juega papel importantísimo en el esquema similar de sus extensos párrafos en los cuales no se encuentran signos de puntuación diferentes al punto y al guión que abre o cierra diálogos.

Una acertada aventura escritural que ha dado de qué hablar en los diferentes escenarios en donde ha sido presentada, aglutinando un público que gusta de la buena literatura.

Yury Ferrer Franco y Leo Castillo

En Bogota la novela fue presentada en la Universidad Distrital por el periodista barranquillero Alberto Salcedo Ramos el pasado 21 de agosto, gracias a la colaboración del Profesor Yury Ferrer Franco, del grupo de investigación LEC de la facultad de Ciencias y Educación de esta casa de estudios, con un lleno total del auditorio en donde tanto estudiantes como profesores y visitantes pudieron conocer los pormenores del proceso creativo e interactuar con el autor. Labor de Taracea ya se encuentra a la venta en diversas librerías del país.

Presentación de la obra ante la comunidad universitaria
Estudiantes y Profesores de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas